» Cámara de aire y aislamientos
Entidad adherida a Confianza Online
Consejos para reformar tu hogar
  • Categorías
  • Suscríbete
  • Pide presupuestos gratis
  • Cámara de aire y aislamientos

    21 de enero de 2016 by Reformayuda

    Aunque actualmente las cámaras de aire están dando paso a otros sistemas de aislamiento mucho más eficaces, en la mayoría de viviendas que tienen ya algunos años a sus espaldas nos encontramos con dichas cámaras.

    Aunque un arquitecto podría darnos una explicación mucho más técnica que la que vamos a dar aquí, vamos a tratar de explicar de una manera llana el problema de estas cámaras de aire y las reformas de aislamiento que precisan, sobre todo si se viven en ciudades en las que hace frío y/o hay mucha humedad.

    aislamiento poliuretano

    La cámara de aire es un espacio vacío que se deja entre dos paredes y por el que transcurre el aire. Este espacio puede existir entre dos paredes colindantes, las que separan dos casas. En estos casos se trata de cámaras de aire interiores. O puede existir en entre la pared que constituye la fachada del edificio y la pared de nuestra vivienda. Estas son las cámaras de aire exteriores, generalmente las que ofrecen más problemas.

    Cuando en el exterior de la casa hace mucho frío, el aire de la cámara se enfría y se produce el conocido como efecto pared helada. Esto es, que incluso si el ambiente de la casa es cálido, al tocar esas paredes pueden estar muy frías a causa del aire helado de su interior.

    La diferencia de temperatura entre el interior de las paredes y el ambiente de la casa, en un ambiente húmedo, puede causar fácilmente condensación en dichas paredes, que vemos humedecidas y, con el paso del tiempo, incluso con moho. Un moho persistente que reaparece al poco de limpiarse y que además de ser muy antiestético puede ser un serio problema de salud para las personas.

    ¿Cómo se puede aislar la cámara de aire de una fachada?

    Existen tres maneras principales de llevar a cabo dicho aislamiento:

    Desde el exterior. El aislamiento de la cámara de aire se lleva a cabo desde el exterior de la fachada. En estos casos no se puede llevar a cabo este trabajo para una sola vivienda, sino que se trata de una obra que se realiza en toda la fachada del edificio y que por tanto tiene que ser organizada por la comunidad de vecinos.

    Incluso si todos los vecinos están de acuerdo, hay que tener en cuenta las ordenanzas municipales, pues algunas fachadas protegidas no pueden ser sometidas a este tipo de trabajos.

    Esta obra consiste en inyectar en la cámara de aire diferentes tipos de productos aislantes que no solo garantizan la rotura de los puentes térmicos, sino que también aíslan totalmente la fachada de humedades y problemas.

    Desde el interior, de la forma más profesional. La manera más profesional y más efectiva de solucionar el problema de la cámara de aire, sobre todo si también hay problemas de condensación, es tirando el tabique interior de la vivienda.

    Hecho esto, se recubre profesionalmente la cámara de aire y se le aplica una lámina aislante para que se acabe completamente con el problema de la condensación, levantando de nuevo el tabique.

    También es posible crear un nuevo tabique con aislante, dejando el viejo en su lugar, pero en este caso estaremos perdiendo entre 5 y 8 cm de habitación, lo que repercute en el espacio y también en el aspecto de la ventana, que quedará muy hacia adentro en la pared.

    Desde el interior, de la forma más económica. La manera más económica de aislar un tabique sin tener que realizar grandes obras ni gastar mucho dinero es rellenando la cámara de aire con espuma de poliuretano.

    Para esto hay que realizar varios agujeros de taladro en la pared, separados unos de otros unos 5 cm.  Se recomienda hacer varios agujeros de mayor tamaño en la parte inferior para poder aspirar bien todo el suelo de la cámara de aire, donde suele haber trozos de ladrillo y mucho polvo.

    Hecho esto, se introduce la espuma de poliuretano en el interior. Para reemplazar a la lámina aislante se puede utilizar una pintura especial para evitar condensaciones. El problema de este método es que si no lo hace un buen profesional, el poliuretano podría quedar mal distribuido ya que no hay forma de verlo y debido a esto no realizarse un buen aislamiento.

    Si quieres contratar a los mejores profesionales para conseguir aislar las paredes de tu fachada, confía en ReformAyuda. Te ofrecemos hasta tres presupuestos sin compromiso.

    ¡ReformAyuda, si te ayuda!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Cámara de aire y aislamientos

    Aunque actualmente las cámaras de aire están dando paso a otros sistemas de aislamiento mucho más eficaces, en la mayoría de viviendas que tienen ya algunos años a sus espaldas nos encontramos con dichas cámaras.

    Aunque un arquitecto podría darnos una explicación mucho más técnica que la que vamos a dar aquí, vamos a tratar de explicar de una manera llana el problema de estas cámaras de aire y las reformas de aislamiento que precisan, sobre todo si se viven en ciudades en las que hace frío y/o hay mucha humedad.

    aislamiento poliuretano

    La cámara de aire es un espacio vacío que se deja entre dos paredes y por el que transcurre el aire. Este espacio puede existir entre dos paredes colindantes, las que separan dos casas. En estos casos se trata de cámaras de aire interiores. O puede existir en entre la pared que constituye la fachada del edificio y la pared de nuestra vivienda. Estas son las cámaras de aire exteriores, generalmente las que ofrecen más problemas.

    Cuando en el exterior de la casa hace mucho frío, el aire de la cámara se enfría y se produce el conocido como efecto pared helada. Esto es, que incluso si el ambiente de la casa es cálido, al tocar esas paredes pueden estar muy frías a causa del aire helado de su interior.

    La diferencia de temperatura entre el interior de las paredes y el ambiente de la casa, en un ambiente húmedo, puede causar fácilmente condensación en dichas paredes, que vemos humedecidas y, con el paso del tiempo, incluso con moho. Un moho persistente que reaparece al poco de limpiarse y que además de ser muy antiestético puede ser un serio problema de salud para las personas.

    ¿Cómo se puede aislar la cámara de aire de una fachada?

    Existen tres maneras principales de llevar a cabo dicho aislamiento:

    Desde el exterior. El aislamiento de la cámara de aire se lleva a cabo desde el exterior de la fachada. En estos casos no se puede llevar a cabo este trabajo para una sola vivienda, sino que se trata de una obra que se realiza en toda la fachada del edificio y que por tanto tiene que ser organizada por la comunidad de vecinos.

    Incluso si todos los vecinos están de acuerdo, hay que tener en cuenta las ordenanzas municipales, pues algunas fachadas protegidas no pueden ser sometidas a este tipo de trabajos.

    Esta obra consiste en inyectar en la cámara de aire diferentes tipos de productos aislantes que no solo garantizan la rotura de los puentes térmicos, sino que también aíslan totalmente la fachada de humedades y problemas.

    Desde el interior, de la forma más profesional. La manera más profesional y más efectiva de solucionar el problema de la cámara de aire, sobre todo si también hay problemas de condensación, es tirando el tabique interior de la vivienda.

    Hecho esto, se recubre profesionalmente la cámara de aire y se le aplica una lámina aislante para que se acabe completamente con el problema de la condensación, levantando de nuevo el tabique.

    También es posible crear un nuevo tabique con aislante, dejando el viejo en su lugar, pero en este caso estaremos perdiendo entre 5 y 8 cm de habitación, lo que repercute en el espacio y también en el aspecto de la ventana, que quedará muy hacia adentro en la pared.

    Desde el interior, de la forma más económica. La manera más económica de aislar un tabique sin tener que realizar grandes obras ni gastar mucho dinero es rellenando la cámara de aire con espuma de poliuretano.

    Para esto hay que realizar varios agujeros de taladro en la pared, separados unos de otros unos 5 cm.  Se recomienda hacer varios agujeros de mayor tamaño en la parte inferior para poder aspirar bien todo el suelo de la cámara de aire, donde suele haber trozos de ladrillo y mucho polvo.

    Hecho esto, se introduce la espuma de poliuretano en el interior. Para reemplazar a la lámina aislante se puede utilizar una pintura especial para evitar condensaciones. El problema de este método es que si no lo hace un buen profesional, el poliuretano podría quedar mal distribuido ya que no hay forma de verlo y debido a esto no realizarse un buen aislamiento.

    Si quieres contratar a los mejores profesionales para conseguir aislar las paredes de tu fachada, confía en ReformAyuda. Te ofrecemos hasta tres presupuestos sin compromiso.

    ¡ReformAyuda, si te ayuda!

    Pide presupuestos GRATIS

    Recibe hasta 3 presupuestos de profesionales cualificados para realizar tu proyecto de reformas PIDE PRESUPUESTOS

    ¿Es un profesional o una empresa?

    Regístrese gratis y empiece a conocer nuevos clientes Regístrese